Comunicado de la Red de Astronomía de Colombia

Santiago de Cali, agosto 2 de 2020
Señores
Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación
Att: Sra Mabel Torres, ministra de Ciencia, Tecnología e Innovación
Bogotá D.C.

 

Reciban un cordial saludo de parte de la Red de Astronomía de Colombia RAC, organización que desde hace más de 20 años agrupa a gran parte de la comunidad astronómica nacional tanto aficionada como profesional que en los diversos frentes trabaja por la enseñanza, divulgación y promoción de la astronomía y ciencias afines en nuestro país.

Por medio de esta comunicación abierta queremos unirnos a las múltiples manifestaciones de inconformidad que en días pasados expresaron un gran número de personas e instituciones principalmente por la red social Twitter, a raíz del respaldo que la ministra ofreció a la Agencia Espacial de Colombia (AEC) y su posible aporte a un proyecto educativo “para que los niños de escasos recursos se acerquen a la ciencia”, mensaje que indudablemente genera diversas reflexiones que deseamos compartir con el Ministerio, la Señora Ministra y la opinión pública en general.

En primer lugar, no compartimos el respaldo y apoyo que ofrece este Ministerio a la AEC por tratarse de una organización privada que no participa de la dinámica nacional en este campo; no son miembros RAC, y lo más importante, carecen de trayectoria y experiencia en el campo de la educación, mucho más en una tarea tan delicada como el trabajo con niños. Genera también duda la naturaleza del apoyo que anunció la Señora Ministra: ¿de qué se trata en este caso?

Por otra parte, no entendemos cómo una organización privada que en nada representa el espíritu de la astronomía nacional, y mucho menos sus anhelos más profundos en materia de conquista del espacio, puede ostentar el nombre de Agencia Espacial de Colombia. Por su importancia científica, académica y estratégica, las agencias espaciales trascienden el carácter de empresa u organización hasta convertirse en un símbolo como son el himno y la bandera de un país; una agencia espacial es un sello que identifica una nación. En este caso, la AEC es un nombre falaz que es capaz de desorientar hasta la misma Señora Ministra.

Lo mínimo que se esperaría del recurso humano de una agencia espacial es un grupo de científicos delineando y ejecutando políticas, programas y proyectos en materia del espacio. Pero guiados por la página WEB de la AEC, lo que se privilegia en este caso son un grupo de empresarios, además que es evidente los débiles lazos con la academia y con las comunidades científicas del país y una lánguida conexión con la astronomía nacional a través de la presencia de un divulgador científico y el Planetario de Bogotá como miembro de la Junta Directiva, vínculo que además su actual director niega. Destaca entre sus noticias del 2018 nada menos que la firma de un convenio con la República del Ecuador para enviar conjuntamente una misión a la Luna (!). Tratándose de dos naciones cuya participación en aspectos del espacio es marginal, por no decir nula, una noticia de ese calibre no tiene ningún asidero en la realidad como le puede constar a cualquiera medianamente familiarizado con las ciencias aeroespaciales en el país para quien el mencionado convenio no sea otra cosa que un chiste de mal
Red de Astronomía de Colombia, RAC 20 años impulsando la astronomía en Colombia gusto. Llama la atención, además, que por ninguna parte se menciona el proyecto “para que los niños de escasos recursos se acerquen a la ciencia” que tanto gustó a la Señora Ministra.

Respaldamos la decisión del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de apoyar la enseñanza no formal y el trabajo con niños, pero respetuosamente recomendamos que este trabajo se realice con los actores de la divulgación científica presentes en las diferentes regiones del país, con los planetarios, observatorios astronómicos, grupos y asociaciones de astronomía, más de 70 de ellos afiliados a la RAC, que son los verdaderos “artesanos de la cultura y el conocimiento” que desde hace años han venido construyendo casi con las uñas, la inmensa mayoría de veces sin el respaldo oficial, de manera silenciosa pero profesional, la cultura científica de nuestro país en torno a la astronomía y ciencias del espacio, como lo demuestran las múltiples evidencias que circulan en redes sociales y los resultados de congresos que se han llevado a cabo a lo largo y ancho del país. Son estas las iniciativas, Señora Ministra, las que los colombianos esperan que Usted apoye a través del Ministerio bajo su cargo.

No podemos olvidar que en Colombia, en los últimos 15 años, está ocurriendo una transición vertiginosa de la astronomía aficionada a la profesional. Ya son centenares de profesionales en astronomía y ciencias afines con que cuenta el país, jóvenes expertos en astronáutica, astrofísica, cosmología, astrobiología, etc., que empiezan a transformar la dinámica científica nacional, recurso humano calificado que son los llamados a construir la nueva Colombia, una nueva generación de científicos que también esperan palabras de respaldo y apoyo.

Para terminar, no menos importante que todo lo anterior y la razón última que motiva esta situación, es que una vez más queda al descubierto la casi total ausencia de políticas estatales que privilegien la ciencia en el país y, en este caso en particular, la falta de un proyecto de nación a mediano y largo plazo en torno a las ciencias del espacio en el que estén proyectados los sueños y los anhelos de la sociedad. El documento Conpes 3983 en el que se habla por primera vez de una política de desarrollo espacial es ciertamente un primer paso, pero tardío y carente de un músculo efectivo en el que se hubiera esperado una mayor participación del Ministerio bajo su cargo. Solo queda esperar que se estén adelantando debidamente las líneas de acción contenidas en tal documento como un primerísimo paso para salir del estado de postración en el que se encuentran las ciencias aeroespaciales en el país.
Cordialmente.

Junta Directiva RAC
Marino Hernando Guarín Sepúlveda
Presidente, Cali.